Rediseño del espacio aéreo del Valle de México traerá nueva estructura de rutas

El proyecto aeroportuario de la SCT aún deja abiertas muchas dudas respecto de su operación y necesidad

REDISEÑO ESPACIO AÉREO VALLE MÉXICO NUEVA ESTRUCTURA 01
Pese a la fuerte caída del tráfico de pasajeros aéreos por la pandemia de covid-19, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sigue firme en su decisión de rediseñar el espacio aéreo del Valle de México para que operen simultáneamente el AICM, el Aeropuerto de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de Toluca. 

El subsecretario de Transporte de la SCT, Carlos Alfonso Morán Moguel, informó que para diciembre estará lista la primera fase del rediseño de este espacio aéreo para el denominado Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM). 

De acuerdo con el funcionario, este rediseño traerá una nueva estructura de rutas que conectarán al Valle de México con el resto del país, luego de confirmarse que los estudios de aeronavegabilidad para las operaciones simultáneas de los 3 aeropuertos es viable. 

Aseguran contar con aval 


REDISEÑO ESPACIO AÉREO VALLE MÉXICO NUEVA ESTRUCTURA 02

Desde que el gobierno federal anunció el proyecto aeroportuario para la capital del país, tras cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), los organismos internacionales del sector aéreo estuvieron pendientes de los detalles para determinar su viabilidad. 

Morán Moguel afirmó que el estudio para el rediseño del espacio aéreo se realizó por expertos de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), en coordinación con la consultora francesa NavBlue. 

El subsecretario asegura que ahí se detallan los procedimientos de control de tránsito aéreo para mantener el flujo de aproximación, de aterrizaje y de despegue para los tres aeropuertos. 

Agregó que también se contó con la participación de expertos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Cámara Nacional de Aerotransportes, las aerolíneas nacionales e internacionales, el Colegio de Pilotos Aviadores, el Colegio de Ingenieros en Aeronáutica y la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), que estuvieron presentes en las reuniones del Comité Técnico de Espacios Aéreos del SAM. 

Especificaciones técnicas 


REDISEÑO ESPACIO AÉREO VALLE MÉXICO NUEVA ESTRUCTURA 03

Carlos Morán precisó que el nuevo diseño está fundamentado en la Navegación Basada en Performance (PBN) por sus siglas en inglés, que establece los procedimientos de navegación no sólo por ayudas instaladas en el suelo, sino también apoyos vía satélite y sistemas avanzados de gestión de vuelo, a fin de que la aeronave pueda navegar de forma más directa. 

De esta manera se incrementa la seguridad en vuelo; se reduce carga de trabajo de pilotos y controladores aéreos; se aumenta la capacidad del espacio aéreo; se ahorra combustible y se reduce el impacto ambiental; además de que las rutas son más precisas y las distancias de vuelo se reducen. 

Para esta reestructuración, se contemplan más de 500 nuevas cartas en la Publicación de Información Aeronáutica de México, más de 50 nuevas rutas aéreas, reubicación e instalación de más de 40 equipos de comunicación aire/tierra, e instalación de 6 equipos de vigilancia automática (ADS-B), así como la capacitación especializada de más de 150 controladores aéreos en el nuevo espacio aéreo. 

Dudas que permanecen ‘en el aire’ 


REDISEÑO ESPACIO AÉREO VALLE MÉXICO NUEVA ESTRUCTURA 04

Hasta el momento, el sector aéreo nacional e internacional no han dicho públicamente si este rediseño del espacio aéreo será funcional como lo afirma SCT. 

Entre las instancias que mencionó la dependencia no figura MITRE, organismo de reconocimiento mundial que avala la viabilidad de la operación de los aeropuertos a nivel global. 

El proyecto aeroportuario del Valle de México promete atender 125 millones de pasajeros anuales, distribuidos en los tres aeropuertos. Sin embargo, cada una de las terminales existentes más la que se construye deberá aceptar un alto flujo de viajeros para cumplir el pronóstico. 

La SCT asegura que anualmente el AICM atenderá hasta 50 millones de pasajeros al año, aunque con su operación regular ya era insuficiente para 40 millones. 

El aeropuerto que se construye en Santa Lucía se anunció para 60 millones de viajeros, lo que tampoco queda claro cómo se logrará, y más si se considera que quedará construido en dos años. 

En cuanto al Aeropuerto Internacional de Toluca, se contempla para 15 millones de pasajeros al año, aunque con su infraestructura actual apenas tiene capacidad para 8 millones, misma que está sobrada si se considera que sólo se movilizan 700 mil pasajeros anualmente. 

Finalmente, habrá que preguntarse qué tan necesario es que siga en pie este ambicioso proyecto aeroportuario ante una drástica caída en la demanda de tránsito aéreo, que de acuerdo a experiencias pasadas toma hasta dos años recuperar, pero que con la crisis histórica de la covid-19, esta recuperación pudiera extenderse hasta 4 años o más.
Página Principal