Princess Cruises, Royal Caribbean y otras navieras suspenden operaciones por COVID-19

Acatando las recomendaciones de los organismos de salud, compañías como Princess y Royal Caribbean suspendieron sus itinerarios

CRUCEROS SUSPENDEN OPERACIONES COVID-19 NAVIERAS 01
La industria de los cruceros fue una de las primeras afectadas por el brote del COVID-19, que ahora se ve obligada a unirse a aerolíneas, parques temáticos y atracciones turísticas que ya suspendieron sus actividades. 

Princess Cruisess anunció que voluntariamente frenará sus operaciones globales durante 60 días, en los que estaban programados 18 cruceros, que viajarían entre el 12 de marzo y el 10 de mayo de 2020. 

Jan Swartz, presidente de la naviera, declaró que los cruceros que están en curso y terminan luego del 17 de marzo, finalizarán en el lugar más conveniente para los huéspedes. 

CRUCEROS SUSPENDEN OPERACIONES COVID-19 NAVIERAS 02

Para los pasajeros que no podrán abordar, Princess Cruises permitirá transferir el total de su monto pagado para un crucero posterior, y además otorgará beneficios adicionales de crédito aplicables en la tarifa o en servicios a bordo. Sin embargo, los clientes que no elijan esta opción, podrán solicitar su reembolso total. 

La compañía también informó que protegerá las comisiones de las agencias de viajes en las reservas de cruceros cancelados que se pagaron en su totalidad y por el monto total de los créditos de cruceros futuros, en reconocimiento del papel fundamental que desempeñan en el negocio y el éxito de la línea de cruceros. 

Más marcas de Carnival 


CRUCEROS SUSPENDEN OPERACIONES COVID-19 NAVIERAS 03

Tras el anuncio de Princess Cruises, otras cuatro marcas de Carnival Corporation se sumaron a la medida de suspender sus viajes. Estas incluyen Carnival Cruise Line, Cunard North America, Holland America Line y Seabourn. 

La compañía de viajes informó que cada marca estará en contacto con sus clientes para informarles sobre la situación de su crucero; así como la fecha de reanudación de itinerarios de cada una de las líneas. 

En tanto, Royal Caribbean también suspendió desde la media noche del 15 de marzo sus salidas, con la esperanza de reactivarlos el próximo 11 de abril. La naviera destacó también que los viajes que están en curso terminarán de acuerdo a lo planeado, y ayudará a sus clientes a regresar seguros a casa. 

El brote de COVID-19 que está paralizando la industria turística obliga a que las compañías empleen estrategias adecuadas para garantizar la seguridad de sus pasajeros, y al mismo tiempo hacer los ajustes necesarios para recuperarse, pasada la emergencia.
Página Principal