El futuro de la industria de reuniones. ¿Cómo nos vamos a reunir?

Lo que me queda claro es que todos opinamos conforme nos está yendo en la feria o como queremos que nos vaya


Conforme pasan los días de confinamiento, provocado por el Covid 19, escucho cada vez más opiniones encontradas sobre el futuro de la industria de reuniones. 

Por un lado, se encuentran los optimistas que aseguran que esta crisis terminará relativamente pronto, es decir que para el tercer trimestre del 2020 los eventos empezarán a reactivarse y que para finales de año visualizan un cierre prometedor y en alza.

Están por otro lado, los pesimistas, aquellos que ven un futuro negro para la industria de reuniones, porque ya mataron al 2020, para efectos de congresos, convenciones, exposiciones y sobre todo incentivos. No ven que la actividad de los eventos levante por lo que resta del año.

Por último, están los que adoptan una posición más neutral y que ven una reactivación moderada en algunos de los tipos de eventos de la industria, como los congresos, las exposiciones y las bodas destino. 

  • Este grupo, considera que será hasta el primer trimestre de 2021, que las cosas empezarán a “normalizarse”


 Lo que me queda claro es que todos opinamos conforme nos está yendo en la feria o como queremos que nos vaya. Asimilamos y procesamos lo que nos viene bien y nos cuesta mucho trabajo ser objetivos. Analizamos lo que pasa en la industria de reuniones, pero nos falta ver qué pasa en otras industrias, así como en otros sectores y hacernos las preguntas correctas.

Lo primero que todos nos preguntamos es, obviamente, cuándo terminará el confinamiento. Lo malo es que no tenemos una bola de cristal para adivinar la respuesta. Lo que hemos visto al pasar el tiempo en confinamiento, es que esto puede tardar más de lo esperado. 

Por eso debemos tomar en cuenta que cada día que pasamos en aislamiento, se deteriora la economía en general, de los gobiernos, las empresas y sobre todo las personas.

  • De ahí la importancia de analizar lo que pasa en otras latitudes, industrias y sociedades, para aprender nuevas habilidades, porque es claro que no regresaremos a la “normalidad”. 


Todo se está transformando día con día, de nosotros dependerá la capacidad de adaptarnos a los diferentes entornos, para poder actuar de manera eficaz para fortalecer, desde nuestro papel, a la industria de reuniones.

 A manera de conclusión, me quedo con la idea de que no se va a reinventar la industria de reuniones, pienso que más bien se está adaptando y transformando para implementar modelos que ya existían, pero que encontraban resistencia en su aplicación, como el uso de las plataformas de video comunicación. 

Lo presencial no volverá a estar peleado con lo virtual, tendrán que coexistir. Ese será en mi opinión el nuevo principio de la industria de reuniones, la unión de los profesionales de la industria para fortalecer la reunión de las personas. 

La creación de alianzas, para la co-creación de nuevos tipos y formatos de eventos. La puesta en acción de modelos de negocio más responsables, más incluyentes, más sustentables, más humanos.

@tonyyarto
@incubatour

Página Principal