Para unos, 2019 fue de cambio, para otros fue de retroceso

La cancelación del Nuevo Aeropuerto y la liquidación del Consejo de Promoción Turística de México fueron dos golpes que dejaron seminoqueado al turismo: Julio Reyna

Una década atrás, en mayo de 2009, México se quedaba sin turistas internacionales debido a la emergencia sanitaria declarada por el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón y como consecuencia de la peor crisis económica mundial en la historia del capitalismo. 2009 quedó marcado con números rojos para la historia de la industria turística y, a partir de ese año, la actividad turística debió renacer. 


Diez años después de esa “tormenta perfecta”
En 2019, la industria turística debió reinventarse. No hubo contingencia sanitaria ni crisis económica, sino un cambio de régimen que generó una vuelta de tuerca a las políticas turísticas que se habían estado aplicando en México durante los últimos 20 años. 

  • Para unos, 2019 fue un año de cambio y, para otros, 2019 fue un año perdido, de retroceso. 

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y la liquidación del Consejo de Promoción Turística de México fueron dos golpes que dejaron seminoqueado al turismo, una actividad económica que genera el equivalente al 8.7 por ciento del PIB y que da empleo a más de 4.3 millones de personas. 



¿Por qué se permitió este cambio radical si la secretaría de Turismo está encabezada por un personaje que ha vivido para el turismo por más de 40 años? ¿Por qué dejar al turismo sin un organismo articulador, como lo era el CPTM, si en esos 40 años la intervención gubernamental fue fundamental para el crecimiento de México como potencia turística? Cancún es el mejor ejemplo de una política gubernamental enfocada al turismo y hoy es la joya de la corona de la actividad turística del país. 



¿Qué sucedió? 




2019 AÑO DE CAMBIO O RETROCESO TURISMO 02

La respuesta está en las conciencias de quienes dirigen la Secretaría de Turismo. Lo que queda claro en la población, y en el sector turístico en particular, es el convencimiento del secretario Miguel Torruco Marqués para apoyar de manera incondicional al presidente Andrés Manuel López Obrador en su Cuarta Transformación, aunque ello signifique minimizar al turismo. 

Basta recordar el video que dio pie a la presentación de la Estrategia Nacional de Turismo, en febrero, en el cual la imagen de López Obrador y su activismo, así como las alusiones a Morena, fueron evidentes. 


La estrategia turística
Según el secretario de Turismo, tiene un objetivo: hacer de las políticas gubernamentales del sector en una herramienta de reconciliación social porque, dice, no es posible tener “paraísos turísticos con infiernos de marginación”. 

Por fortuna para el turismo, los mayores índices de marginación no están en los polos turísticos, como lo señalan diversas fuentes gubernamentales como el Inegi o el Coneval. Quizás sea importante añadir a esa premisa la propuesta de crear paraísos turísticos para eliminar los infiernos de marginación. Es decir, apoyar a la actividad turística en aquellas localidades en donde la pobreza y la marginación sean evidentes. 


  • Porque el turismo es una actividad noble que genera empleos en el corto plazo, a diferencia de la industria automotriz, por ejemplo, que requieren de proyectos con una planeación de por lo menos tres años. 

México continúa generando divisas turísticas 
Y ello debe reflejarse en mejores condiciones de vida de la población en los destinos turísticos, principalmente en sus trabajadores: meseros, taxistas, camaristas, guías de turistas, operadores de transporte de pasajeros... 

Cuando fue dirigente de la Confederación Nacional Turística, hace una década, Torruco Marqués era un crítico de las políticas públicas en materia de turismo. En diversas ocasiones puso en duda las “cifras alegres” de las administraciones federales, alertó en que la violencia se había extendido a todo México, y en algún momento histórico instó al gobierno a estar atento porque, con sus políticas neoliberales, podía despertar al “México bronco”. 

Hoy, a Torruco Marqués, le toca estar en la difícil posición de no decepcionar a sus seguidores, que no son pocos, sin duda.

Página Principal