Turismo mexicano balance 2019: Turbulencias.

La sectur ya no es la misma obesa de antes, en este año la dependencia ha enviado a otros actores responsabilidades cruciales que antes le competían



Turismo mexicano, ¿mi balance a un año del gobierno del presidente AMLO? diría yo aún de turbulencias, ¿el mayor beneficio arrojado? que la Sectur Federal ha brindado sin querer queriendo a los destinos un camino sin andaderas, por sí mismos, a rascarse con sus propias uñas ¿todos han podido? Sí, creo que si, unos más que otros ¿el resultado? Creo que en algunos casos es un sálvese quien pueda.

En este año aunque no lo digan no les gustó a muchos actores de turismo mexicano que los recursos económicos de más de 7 mmdp que antes se usaban para promoción provenientes del impuesto (DNR) pasaran a formar parte de los dineros con los que se fondearía el famoso Tren Maya, la gran obra de infraestructura emblemática del presidente de la república.

La estrategia de no dar más recursos económicos principalmente para las campañas de promoción a los destinos ha sido de las acciones más polémicas que ha tomado este gobierno, durante este año mucho se ha comentado, pero bien que mal el mensaje de austeridad republicana ya va asentadose en la mayoría de ellos.

¿Y la marca México? aún hay incertidumbres que se generan a partir de la imagen de la marca México en los diferentes mercados internacionales. ¿Hoy tiene buena imagen? ¿mala, buena? ¿se ve o no en los mercados internacionales? ¿quién mide eso? De momento al parecer nadie.

Por otro lado cada destino mexicano ha implementado sus propias estrategias de promoción y participación en ferias internacionales y la mayoría de ellos está encontrando los caminos para hacerse de sus propios recursos y herramientas de difusión, la ruta para muchos ha sido ruda pero en la mayoría creo satisfactoria, y lo mejor una ruta independiente, ya está trazada. Ahora son los destinos, con los empresarios y otros actores quienes dan vida a sus propias estrategias, en el riesgo están llevando la oportunidad.

Creo que la Sectur ya se está sacudiendo esa imagen de “papá gobierno” y cada día se mueve más a los terrenos de facilitador de políticas públicas, de relaciones inter institucionales, de capacitador de voceros mexicanos en el extranjero, de armar estrategias políticas con el Consejo de Diplomacia Turística, de acopiar el pulso con las cifras y los indicadores de cómo va marcando el turismo mexicano en el día a día.

La sectur ya no es la misma obesa de antes, en este año la dependencia ha enviado a otros actores responsabilidades cruciales que antes le competían tales como campañas publicitarias, participación en ferias internacionales, administración de la marca México y sus sitos web y al parecer en buena medida los Tianguis Turísticos y de Pueblos Mágicos, desde esta óptica la dependencia ha enflacado un mucho sus funciones ¿será bueno eso? El tiempo lo dirá.

¿La prospectiva? Al parecer y según datos del propio secretario Miguel Torruco Marqués nuestro país va a cerrar 2019 a la alza, con 43 millones de turistas viniendo a México un incremento de 4.7 más que el año anterior ¿Y las divisas? 22 mil millones de dólares un incremento de 5.4% respecto a 2018. “A pesar de críticas de adversarios, no se les hizo, ya se generaron 178 mil nuevos empleos gracias a la actividad turística, siguen creciendo las divisas y el turismo, el turismo sigue sólido, el mandato del presidente se acata en Sectur” declaró Torruco hace unas semanas en Punto México.

Entonces, a un año de inicio de este gobierno a cifras compartidas por la sectur federal el turismo mexicano va bien. Lo demás son turbulencias.

Por: Marco Daniel Guzmán
Página Principal