El Gran Premio de México punto a favor de la IP

En 2018, la derrama económica que dejo el Gran Premio de México fue de 14 mil millones de pesos y generó 8 mil empleos

¿Duele el aprendizaje? Creo que si, duele para bien ya que al final el Gran Premio de México, amplió recientemente su contrato para que los próximos tres años se celebre una fecha más del campeonato en México. Lo interesante es que la celebración de este evento ahora será responsabilidad de la Iniciativa Privada, ya que tanto el Gobierno Federal como el de CDMX se negaron a invertir dineros en ella.


El Gran Premio de México, se corrió por primera vez en el año de 1962, y fue en 2015 cuando comenzó la tercera etapa como parte del campeonato de Fórmula 1. Para lograr su regreso a México hubo una asociación público-privada en la que el gobierno de Enrique Peña Nieto aportó $213 millones de dólares.

Pero desde la llegada de la nueva administración del Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, así como el nuevo gobierno de la CDMX que dirige la doctora Claudia Sheinbaum, anunciaron que no aportarían dinero público para la carrera como medida de austeridad.

Algo que parecía increíble después de que el Gran Premio de México fue considerado el mejor evento del calendario de Fórmula 1 por cuatro años consecutivos desde 2015. Sin embargo el pasado 08 de agosto tanto autoridades capitalinas, como representantes de la Fórmula 1, anunciaron con bombo y platillo que El Gran Premio de México tendría tres nuevas ediciones en 2020, 2021 y 2022.

Federico González Compean, director general del Gran Premio, explicó que la nueva etapa no implicó la inversión millonaria, porque la pista está construida y celebró que después de meses de negociaciones, hubo un arreglo.

Cabe destacar que México no fue el único país que vio complicada la organización de su gran premio, ya que la renovación del Gran Premio de Azerbaiyán o el Gran Premio de España se han visto también bajo amenaza por la erogación que implica para sus respectivos gobiernos.

GRAN-PREMIO-MEXICO-CLAUDIA-SHEINBAUM-2

Según medios de comunicación reconocidos en automovilismo en México, un grupo de empresas dentro de las que se encuentra el consorcio de Carlos Slim, además de firmas como Santander y Citibanamex, fueron los que sustituyen la participación gubernamental y se harán cargo de los gastos de la organización del Gran Premio de México.

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX, durante la presentación del convenio dijo “Gracias a la Fórmula Uno por su paciencia. Fueron meses de negociaciones, esta es una inversión con nuevas reglas para el beneficio de la ciudad sin derogar recursos públicos”.

“El GP de México continua en el calendario, en una fecha privilegiada. Un espacio del agrado de los pilotos, prensa internacional y de los aficionados alrededor del mundo”, comentó Alejandro Soberón Kuri, presidente de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE).

El empresario subrayó que en el 2018, la derrama económica que dejo el Gran Premio de México fue de 14 mil millones de pesos (740 millones de dólares) y generó 8 mil empleos. Por lo que Claudia Sheinbaum, declaró que esperan la misma cantidad para los siguientes fines de semanas hasta 2022.

Sin lugar a dudas esta es una gran noticia para la CDMX, aunque cabe aclarar que el acierto no puede ser adjudicado solo a las autoridades de gobierno, ya que es la iniciativa privada la que salió al rescate de un evento que genera muchos beneficios económicos a la ciudad y al país, esperemos que el compromiso y la visión que muestra la IP en esta decisión le de continuidad a este evento por muchos años más.

Es verdad que los inversionistas de este evento se pusieron nerviosos, pero al final que el Gobierno saque los dineros y un poco las manos del Gran Premio de México les hace un favor, así todo el éxito o fracaso del evento será mayormente riesgo que ellos los privados están corriendo.

Por: Marco Daniel Guzmán 
Página Principal