El turismo de negocios es relevante porque es un detonante de inversiones y desarrollo de empresas: ClickBus

El turismo de reuniones en México genera un aproximado de 900 mil empleos y una derrama económica anual cercana a los 25 mil millones de dólares


El turismo de negocios y de reuniones se ha convertido en una tendencia que ha beneficiado a la industria turística mexicana. Según datos de Visit México, la guía oficial de turismo en el país, el turismo de reuniones aporta el 1.5% del PIB y genera un aproximado de 900 mil empleos. 

Este nicho tiene un importante papel dentro de la industria turística, tanto por la derrama económica y los empleos que genera, como por su capacidad de posicionar a México en el panorama mundial de los negocios. “México es un gran competidor debido a su ubicación estratégica, las alianzas comerciales con las que cuenta, su infraestructura y el alto número de grandes empresas que cuentan con operaciones en el país, quienes deciden realizar diferentes convenciones y exposiciones a lo largo del año”, explica Marcus Paiva, experto en turismo y director de ClickBus México

A pesar de ser tomados como sinónimos, el turismo de negocios tiene características distintas al de reuniones. Por un lado, el turismo de reuniones es la categoría general que abarca convenciones y reuniones corporativas o de negocios, pero, además, congresos de asociaciones, ferias y exposiciones comerciales, viajes de incentivo, entre otras, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). 

De forma general se le conoce como Turismo MICE, por sus siglas en inglés (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions). Este tipo de turismo tiene la ventaja de poder realizarse en cualquier época del año, y, además, puede o no tener a los negocios como última finalidad. 

Por otro lado, el turismo de negocios es una de las vertientes del turismo de reuniones, refiriendo específicamente a los viajes que se realizan por motivos laborales y profesionales, en lo que una o varias personas se desplazan entre diferentes ciudades, según la OMT. Dentro de esta opción, las actividades que lo integran pueden ir desde consultas, inspecciones y reuniones presenciales, hasta las enfocadas en el ocio como compras, comidas y visitas de esparcimiento. 


Según los últimos datos de la Secretaría de Turismo durante la anterior gestión, los viajes por reuniones corporativas o de negocios constituyeron el 69% de los que se realizaron en el marco del Turismo de Reuniones, con casi 12 millones de asistentes. 

México se mantiene como un destino muy atractivo para el turismo MICE, pues según el International Congress and Convention Association (ICCA), el cual registra a los países y ciudades que mayor número de congresos internacionales celebra, nuestro país ocupa el puesto 22 a nivel mundial. 

Entre las razones se encuentran la gran oferta de playas, sitios arqueológicos, festividades y otras atracciones culturales, además de contar con la infraestructura y condiciones económicas para atraer a diferentes sectores productivos como el automotriz, aeroespacial y de tecnologías de la información. 

“El turismo de negocios es relevante porque es un detonante de inversiones y desarrollo de empresas, así como de las economías locales y regionales de los destinos visitados. Además, el incremento de turistas contribuye a mejorar la reputación de las distintas sedes en donde se realizan las reuniones, lo cual atrae a turistas de ocio y vacacionistas en otras épocas del año”, recalca el directivo de ClickBus. 

Hoy en día, este nicho de la industria debe enfrentar diferentes retos para permanecer competitivo, incluyendo la conectividad, cobertura, sustentabilidad y modernidad tecnológica de los diferentes destinos; así como estimular los incentivos económicos para realizar las reuniones, y brindar mantenimiento a las redes carreteras que permitan una mejor conectividad entre diferentes destinos.
Página Principal