Conectividad e inclusión, claves para el desarrollo de la industria turística en Latinoamérica

El contenido creado por los usuarios genera 12 veces más confianza que el producido por alguna marca

En todo el mundo, 330 millones de trabajos están relacionados al turismo. Y con plataformas digitales como Airbnb o Tripadvisor este número se incrementará en los próximos años, en especial, trabajos para mujeres y jóvenes.

Esta gran revolución permite que pequeñas compañías, e incluso individuos, pueden aprovechar las nuevas tecnologías para sumarse a la industria del turismo.

Por ejemplo, pensemos en una pareja de viajeros que van a Cusco, en Perú. Ellos pueden reservar en un hotel o pueden alojarse en la casa de un local, una mamá que cuida de sus hijos pequeños mientras recibe un ingreso por el alquiler de las habitaciones libres de su casa. Además, pueden preguntar a sus amigos sobre los mejores lugares para comer o las mejores actividades a realizar, o pueden buscar la misma información en internet o en una app de comentarios de otros viajeros y ordenados en un ránking de popularidad.

Todos estos datos y contenidos son un recurso valioso para la industria del turismo, pero necesitan de un elemento clave: la internet y la conectividad que brinda.

De acuerdo con el reporte "La voz de los viajeros", en 2017, solo en Instagram se subieron más de 95 millones de fotos y videos, cada día. Los contenidos generados por los usuarios son uno de los principales factores para determinar el éxito o fracaso de un lugar, un negocio o un servicio.

Facebook, por ejemplo, impulsa a los viajeros a compartir comentarios de los lugares que visitan, justo después de hacer “check in”. Hoteles y restaurantes buscan reseñas positivas de sus comensales y huéspedes, reforzadas por fotos o videos de sus experiencias.

Cada vez más viajeros planifican su visita a través de un dispositivo móvil dónde el contenido creado por los usuarios genera 12 veces más confianza que el producido por alguna marca.

Pero en la región, según la CEPAL, solo el 56% de los latinoamericanos tienen acceso a Internet. Si bien este número podría incrementarse en los próximos años, la brecha aún es muy grande, y el turismo es una industria creciente que se alimenta de la información que se sube a la nube.

Es importante que los destinos en desarrollo de la región se preparen para aprovechar estas nuevas oportunidades y así mejorar su visibilidad y su capacidad de promoción turística, siempre pensando en el beneficio de todos los actores involucrados, incluyendo las comunidades y las personas. El primer paso para lograrlo es mejorar la infraestructura de redes, necesaria para la conectividad de todos.

Fuente: Banco Mundial


Página Principal