Viajar de las actividades que más feliz hacen al ser humano

El 77% de las personas piensa que cuando estas triste lo mejor es comprar un viaje

Un estudio global llevado a cabo por Booking.com en el que participaron 17.000 personas de 17 países, viajar tiene un impacto vital para nuestra felicidad. 

Este estudio demuestra que el 49% de las personas encuestadas han sido más felices durante un viaje que durante el día de su boda, el 51% de los encuestados prefieren un viaje a una cita con su pareja el 50% a conseguir un trabajo nuevo, el 45% lo prefiere a prometerse e incluso el 29% prefiere viajar a tener un hijo. Además, un 77% dice que reserva unas vacaciones cuando necesita levantar el ánimo.

La mayoría de las experiencias vividas durante un viaje de cualquier tipo, ya sea en plan mochilero o en un bed & breakfast, con la familia en una villa e incluso en algún destino exótico, les brindan a las personas encuestadas una felicidad mucho más duradera que cualquier cosa material (70%). Este resultado explicaría por qué buena parte de la gente (56%) prioriza las vacaciones a comprarse cosas, como ropa, joyas y gadgets tecnológicos, y casi la mitad de los encuestados (48%) prefiere viajar a destinar ese dinero a alguna reforma en su casa.

Según este estudio, la ilusión por hacer un viaje se mantiene en todas las fases: la planificación, la reserva y el viaje en sí. Y la planificación es la que más felices nos hace, ya que casi tres cuartas partes de las personas que han participado en la encuesta (72%) afirman que se emocionan solo con buscar destinos para irse de vacaciones. Más de la mitad (56%) admite que se siente la persona más feliz del mundo cuando reserva unas vacaciones, y destaca la importancia de recibir una confirmación inmediata de la reserva para tener la seguridad de que cuenta con ese alojamiento perfecto.

Los datos aportados por este nuevo estudio de Booking.com destacan la relación directa que tienen el hecho de disfrutar durante el periodo de reserva de un viaje y disfrutar felizmente durante el viaje en sí, lo que significa que uno de los factores que mejor indican que unas vacaciones serán satisfactorias es que el proceso de reserva lo sea. Un viaje bien planificado que implique un grado bajo de estrés aumenta, según un estudio publicado en el Harvard Business Review, “en hasta un 94% las posibilidades de que vuelvas a trabajar con más energía, ganas y felicidad”, asegura Shawn Achor, uno de los mayores expertos del mundo en investigar la felicidad.

Según el estudio de Booking.com, un tercio de los encuestados admite que empieza a buscar vacaciones con varios meses de antelación (35%), y los más ansiosos, un 5%, un año antes. Más de un tercio de las personas que han participado en el estudio dice que, entre el momento de la reserva y el del viaje, piensa en sus vacaciones una o más veces al día para animarse (39%). Durante la preparación del mismo, 8 de cada 10 (80%) es más feliz si mira los mapas y busca información sobre los lugares que quiere visitar, y a más de la mitad le encanta planificar qué ropa se llevará y qué tiene que comprar (52%). Casi 8 de cada 10 (79%) cuentan que mirar fotos del destino y de alojamientos bonitos, ya sean apartamentos, villas, hoteles o bed & breakfasts, les ayuda a estar más contentos mientras esperan sus vacaciones, y 6 de cada 10 (61%) disfrutan leyendo comentarios del alojamiento que acaban de reservar.

Durante el viaje, seis de cada diez personas (62%) sienten un verdadero subidón cuando salen de la oficina para irse de vacaciones. Casi 9 de cada 10 (87%) cuentan que sus momentos más felices durante las vacaciones son el primer día y el instante en que ven su alojamiento por primera vez (83%). El 70% de los encuestados afirman que su mejor momento es cuando se sienten como en casa, estén donde estén. Más de dos terceras partes de los participantes son felices cuando se alojan en un hotel, albergue o villa (67%), y el tercio restante, en un apartamento o en una casa con gente que vive en el lugar de destino (33%).
Página Principal