¿Playa del Carmen está quebrada?

El municipio de Solidaridad esta endeudado por más de 2 mil millones de pesos

La deuda del municipio de Solidaridad Quintana Roo donde se ubica la Riviera Maya asciende a unos 2 mil millones de pesos, así lo ha venido manifestando su nueva alcaldesa la ex priista María Cristina Torres Gómez.

Tras su llegada al cargo una de sus primeras acciones fue el despido de unos 300 trabajadores municipales burócratas entre “aviadores” y funciones “superfluas” fueron dados de baja porque más del 40% no acreditaron debidamente sus atribuciones. Con este ajuste se pretende generar un ahorro de 84 millones de pesos al año.

La Presidenta Municipal, Cristina Torres, informó el pasado 18 de octubre que el Ayuntamiento de Solidaridad es el más endeudado per cápita del país con un monto heredado superior a los mil 400 millones de pesos, no obstante, podría llegar hasta los 2 mil millones. Dice Torres que con el monto total de la deuda se pudieron haber comprado 640 mil 840 sillas de ruedas, dos mil 169 patrullas o 513 camiones de basura.

La rebatinga política en Quintana Roo se puso intensa previo a las elecciones del pasado mes de junio, cuando casi todos los contrincantes se atacaban unos a otros y se acusaban de corruptos, el resultado final fue que los ex priistas incluyendo al propio Carlos Joaquín González el nuevo gobernador le ganaron una buena parte del poder al priismo estatal.

Tras tomar posesión la alcaldesa señala que en 2015 su antecesor gastó 117 millones 433 mil pesos en convenios con medios de comunicación, superando 265% el presupuesto de 32 millones 218 mil aprobados para ese rubro. También se heredó un adeudo ante el SAT de 32 millones de pesos correspondiente al 2015 y 2016, ya que se dejó de pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los trabajadores.

Además se dio a conocer que se pagaron más de 600 millones de pesos a 73 empresas que presuntamente nunca entregaron bienes o servicios, desfavoreciendo con ello el pago a proveedores de servicios indispensables como la recolección de basura y la seguridad pública, y se registraron sueldos de hasta 100 mil pesos mensuales para entrenadores deportivos.

Es la primera vez que una mujer va a gobernar en Playa del Carmen, el municipio de Solidaridad cuenta con poco más de 200 mil habitantes, es el corazón de la Riviera Maya, uno de los principales polos turísticos de nuestro país, que tan solo en 2015 recibió poco más 4.5 millones de turistas, sin embargo a inicios de este 2016 el destino según algunos reportes en medios especializados empezaba a notar importantes bajas de afluencias turísticas que no se veían desde 2010.

Estos datos son un presagio de los momentos complicados que le esperan a esta naciente administración, ya que hasta hace tres trienios Solidaridad era un municipio con finanzas sanas, en los últimos años esta situación ya cambio de manera abrupta.

La alcaldesa presentó el “Acuerdo de Disciplina Financiera”, que atiende prioridades municipales. Este acuerdo entre otras acciones plantea, bloqueo de una nueva línea de crédito solicitada por la administración anterior por mil 30 millones de pesos adicionales que se habían aprobado para encubrir irregularidades, bancarización los pagos de servicios para hacerlos más accesibles a las personas y menos propensos a la corrupción, delimitación de líneas de investigación para fincar responsabilidades a cualquier servidor público que se determine que haya utilizado recursos públicos para fines privados y finalmente tanto la Presidenta Municipal como los directores generales del Ayuntamiento no cobren su sueldo durante todo el mes de octubre y ese ahorro se va a donar para comprar una patrulla.

Será buen reto para esta naciente administración, ya que la importancia turística y política que tiene este municipio en la vida cotidiana de Quintana Roo y del país es innegable.

Muchos mexicanos y extranjeros soñamos con disfrutar un fin de semana, tirados y tomando el sol en el místico poblado de Playa del Carmen. Ojalá este municipio se recupere pronto de este bache económico ya que las consecuencias pueden ser algo que los turisteros no queremos ver nunca. No queremos un Playa del Carmen quebrado.


Página Principal