Terrorismo el principal enemigo para el turismo

Prácticamente todos los continentes del mundo han sufrido estragos por el terrorismo

Los recientes casos de ataques terroristas a algunos de los destinos turísticos más importantes del mundo, transforma al terrorismo en uno de los principales enemigos del turismo, a continuación 4 de los casos más significativos de los últimos años.


Caso Estados Unidos

Las cifras demuestran que la Florida, en Estados Unidos es uno de los lugares favoritos de los turistas que llegan a la Unión Americana. En 2015, el Estado del Sol recibió a unos 105 millones de visitantes de todas partes del mundo, números que avalan un récord histórico. 

Entre los mejores destinos, que reconoce el visitante que llega hasta la región sureña, destaca la ciudad de Orlando. Además de los parques temáticos en Walt Disney World, Universal Orlando y SeaWorld Orlando, esta ciudad es hogar de una variedad significativa de atracciones. 

Sin embrago, tras el atentado registrado el pasado domingo, en un local nocturno de esta ciudad, la distinción de la Florida como destino turístico predilecto podría ahora cuestionarse. Calificado como el tiroteo más letal en la historia de Estados Unidos, el terrible acontecimiento puede acarrear una crisis para el turismo local. 

El caso Francia

Sobre los ataques terroristas ocurridos en Francia, el 13 de noviembre de 2015, la OMT aclaró, en su momento, que los sucesos marcarían un precedente en el turismo mundial, como sucedió con los atentados del 11 de septiembre de 2001, en Estados Unidos. 

Francia es la primera potencia turística del planeta, con más de 84 millones de turistas internacionales en 2014, por delante de Estados Unidos, con más de 70 millones, y España, con casi 65 millones, declara en sus informes la OMT. 

Sin embargo, según la compañía STR Global, proveedor principal de información hotelera de todo el mundo, los índices de ocupación en algunos hoteles de París se desplomaron por más del 30% en los días posteriores a los ataques terroristas de noviembre.

El caso Bruselas

La capital de Bélgica, se sumó, en la mañana del martes 22 de marzo de 2016, a la lista de ciudades que han sido blanco de ataques terroristas. Los atentados contra el aeropuerto y la red de metro dejaron un saldo preliminar de más de 30 muertos y pocos más de 130 heridos. 

En su momento Francesca Peck, economista de IHS Global Insight en Londres, avizoraba que los ataques harían disminuir el consumo en la recreación, los paseos y el turismo, cuyo impacto sobre la economía nacional tendría un efecto a mediano plazo. 

"Durante los fines de semana, constatamos una caída de la frecuentación de entre 25% y 30% para el turismo de ocio, tanto en las atracciones como en los museos y también en los hoteles", precisaba entonces a la prensa el director de la Oficina de Turismo de Bruselas, Patrick Bontinck. 

En la quincena, justo después de los ataques, la caída fue del 60%. "Después de lo que ocurrió en Bruselas, hubo grupos enteros de Japón y de Estados Unidos que decidieron anular su viaje", constató Bontinck. 

El Caso Túnez 

El viernes 26 de junio de 2015 va a ser recordado como el día en que los islamistas golpearon casi simultáneamente en cinco lugares del mundo. Túnez entre los países elegidos por los terroristas. 

Hombres armados irrumpieron en el hotel Imperial Marhaba, de la cadena española Riu, que se encuentra en la localidad de Port El Kantaoui, junto a la turística ciudad de Susa. El inesperado ataque dejó cerca de 37 personas muertas y otras 36 heridas, según fuentes del ministerio de Interior tunecino. 

Luego de la masacre las llegadas de turistas a Túnez sufrieron un descenso del 57,7% en los primeros diez días de julio con respecto a la misma fecha en 2014, según informó la ministra de Turismo de Túnez, Salma Ellumi. 

Según los datos publicados en la página web del ministerio de turismo en este país, el número de turistas no ha llegado a los 74.975, lo que supone además un descenso del 74,8% con respecto a 2010.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Página Principal