Virgin Galactic se prepara para enviar turistas al espacio

Virgin Galactic presentará este mes, el SpaceShipTwo, un vehículo que la compañía espera que algún día lleve a turistas al borde del espacio.

La presentación será 15 meses y medio después de que un modelo anterior acabara destruido durante un vuelo de prueba, en el que murió uno de los pilotos.

Pese al revés, el sueño de enviar turistas a la frontera del espacio y más allá sigue vivo. Las empresas de turismo espacial emplean diseños de naves con alas, cohetes verticales y globos de gran altitud. A continuación, un vistazo a los proyectos que hay en desarrollo:

Virgin Galactic es el programa más conocido de turismo espacial, una línea comercial fundada por el empresario y aventurero Richard Branson. Usará el cohete con alas SpaceShipTwo, heredero del SpaceShipOne, que en 2004 ganó el premio Ansari X de 10 millones de dólares, que pretendía impulsar el sector.

La SpaceShipTwo está diseñada para ser pilotada por dos personas y llevar hasta seis pasajeros en una trayectoria suborbital a altitudes por arriba de los 100 kilómetros, distancia reconocida en todo el mundo como el límite del espacio.

Como los primeros aviones X de Estados Unidos, la nave de Virgin Galactic será elevada por otra, la WhiteKnightTwo, y liberada antes de encender su motor cohete para un viaje supersónico.

La compañía asegura que la cabina del SpaceShipTwo es lo bastante amplia como para que los pasajeros floten durante unos pocos minutos de gravedad cero antes de comenzar un descenso sin propulsión hacia una pista de aterrizaje.

Un elemento clave del diseño es el sistema de plumas, que toma su nombre de las plumas de una pelota de bádminton. Dos colas gemelas que se extienden por atrás desde los extremos de cada ala rotan hacia arriba para frenar y estabilizar la nave en su entrada de regreso a la atmósfera. Las plumas vuelven a rotar después hasta su posición normal para el resto del descenso y el aterrizaje.

La primera SpaceShipTwo de Virgin Galactic se destruyó el 31 de octubre de 2014 cuando un copiloto desbloqueó antes de tiempo las plumas durante un vuelo de prueba y las fuerzas aerodinámicas destrozaron la nave. El copiloto murió, pero el piloto logró saltar a tiempo en paracaídas.

Cientos de personas han hecho depósitos de 250,000 dólares para tener la oportunidad de volar con Virgin Galactic, que tiene previsto operar desde el Spaceport America en Nuevo México.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Página Principal