Así serán los turistas del futuro

las ventas a través de dispositivos móviles en 2030 se igualarán a las de las ventas offline

Altran empresa global de ingeniería y servicios de I+D. Elaboro un informe, donde puede anticipar los usos y costumbres que los turistas del mundo adoptaran en los próximos años. 

Gracias a las redes sociales y a las webs de comparadores, los turistas de 2030 podrán verificar de una forma fácil y directa la calidad, la confianza y el precio de cualquier oferta turística y, de esta forma, elegirán la opción que maximice la ecuación calidad/precio. Así, serán cada vez menos proclives a los mensajes de las marcas, siendo para éstas muy difícil retenerles. 

También de ese informe se extrae que «la digitalización será el gran aliado de los agentes del sector turístico para generar ventajas competitivas y hacer frente a los nuevos actores». 

En 2030 las empresas, en general, y las turísticas y hoteleras, en particular, innovarán cuatro veces más rápido de lo que lo hacen en la actualidad. No se tratará, simplemente, de una opción para la supervivencia de las empresas. El 90% de ella innovarán y el 10% restante, simplemente dejará de existir. 

Las marcas deberán apoyarse en tres pilares fundamentales para construir lealtad: un gran servicio, la participación del cliente en la definición de producto y la transparencia. Los tres unidos serán la única forma de conseguir la mayor lealtad por parte de los viajeros. Así, en ese año, éstos formarán parte de la comunidad de marca, es decir, serán parte de las propias empresas y se convertirán en el gen emprendedor dentro de ellas: ellos crearán y las empresas serán las ejecutoras de sus ideas. 

Según la autora de este estudio, dentro del sector turístico las ventas a través de dispositivos móviles en 2030 (1.650 billones de dólares) se igualarán a las de las ventas offline y a las que se realizan online, pero a través de otro tipo de dispositivos. 

En ese mismo año habrá 10.000 millones de contratos móviles, de los cuales el 70% serán smartphones con conexión a Internet. Y se producirá una democratización de los llamados servicios Premium (como conexión de alta velocidad en los vuelos, pagos a través del propio móvil, tracking del vuelo en tiempo real o streaming en alta definición. 

De hecho, la hiperconectividad será un factor condicionante para el éxito de las empresas del sector turístico. La implantación de «lo online» está empujando a ello. Se requiere de una conectividad total sin importar dónde se esté: medios de transporte, alojamientos, restaurantes, por la calle o disfrutando de cualquier atracción turística.
Página Principal